Bebí Agua Con Miel Y Limón Cada Mañana Durante 1 Año Y Esto Sucedió!

Hace un año me enfermé de gripa, y los medicamentos no me ayudaron mucho, ya que seguía enferma, hasta que una de mis amigas me recomendó beber agua tibia con miel y limón. La verdad tenía mis dudas, pero aún así lo intenté. La gripa se fue, pero la bebida se quedó. Desde entonces mi organismo cambió casi por completo de manera inesperada.

p2

Estos fueron los cambios que experimenté:
Hace un año que no me da un resfriado, no he tenido dolores de estómago, ni de cabeza. 
Por eso desde entonces a donde vaya la miel y el limón me acompañan, no importa donde me encuentre.

Ya no bebo café por las mañanas, porque logro despertarme fácilmente. 
Mi maravillosa bebida de miel y limón me quitó la dependencia al café, ahora tengo mucha más energía durante el día y duermo muy bien.

La gente a mi alrededor también está más saludable. 
Y eso es lo mejor de todo. Convencí a mi familia de seguir mi ejemplo, por eso la gripa y otras enfermedades que habitualmente se relacionan con la etapa fría del año no nos molestaron a mi familia y a mí.

Receta de la Bebida: 
Para un vaso normalmente exprimo medio limón, le agrego una cucharadita de miel de abeja y luego lo mezclo con agua hirviendo, después dejo enfriar. Lo bebo cada mañana inmediatamente después de despertarme. 

Ahora que conoces los beneficios de esta bebida y quieres mejorar tu salud, anímate a probarla.
No olvides compartir esta información!